domingo, 27 de março de 2016

EXODUS

Hoje lembrei-me de uma pintura da Vieira da Silva. Chama-se "História Trágico Marítima". Nunca pensei quando a vi pela primeira vez que a sua actualidade pudesse vir ser comprovada diáriamente através de naufrágios sucessivos transmitidos em directo pela televisão.
Continuadamente sem auxílio o êxodo continua. Não é já uma história bíblica de judeus que fogem da escravidão no Egipto. São povos nossos contemporâneos que fogem da morte, da guerra, e da miséria.
Que hipocrisia então viver a Páscoa ignorando o que ela significa.

 

sábado, 26 de março de 2016

Hemicrânea.

Levei a semana
 a sonhar
com a bebedeira de Sábado.
Hoje Sábado,
acordei com uma dor de cabeça tão forte
que já estou na ressaca.

domingo, 20 de março de 2016

Canto Geral - Vegetações. Poesia de Pablo Neruda com Música de Mikis Theodorakis




Primavera. Hoje lembrei-me de Mikis Theodorakis, de Pablo Neruda e de Maria Farantouri.




VEGETACIONES
 
A las tierras sin nombres y sin números
bajaba el viento desde otros dominios,
traía la lluvia hilos celestes,
y el dios de los altares impregnados
devolvía las flores y las vidas.

En la fertilidad crecía el tiempo.

El jacarandá elevaba espuma
hecha de resplandores transmarinos,
la araucaria de lanzas erizadas
era la magnitud contra la nieve,
el primordial árbol caoba
desde su copa destilaba sangre,
y al Sur de los alerces,
el árbol trueno, el árbol rojo,
el árbol de la espina, el árbol madre,
el ceibo bermellón, el árbol caucho,
eran volumen terrenal, sonido,
eran territoriales existencias.

Un nuevo aroma propagado
llenaba, por los intersticios
de la tierra, las respiraciones
convertidas en humo y fragancia:
el tabaco silvestre alzaba
su rosal de aire imaginario.
Como una lanza terminada en fuego
apareció el maíz, y su estatura
se desgranó y nació de nuevo,
diseminó su harina, tuvo
muertos bajo sus raíces,
y luego, en su cuna, miró
crecer los dioses vegetales.
Arruga y extensión, diseminaba
la semilla del viento
sobre las plumas de la cordillera,
espesa luz de germen y pezones,
aurora ciega amamantada
por los ungüentos terrenales
de la implacable latitud lluviosa,
de las cerradas noches manantiales,
de las cisternas matutinas.
Y aun en las llanuras
como láminas del planeta ,
bajo un fresco pueblo de estrellas,
rey de la hierba, el ombú detenía
el aire libre, el vuelo rumoroso
y montaba la pampa sujetándola
con su ramal de riendas y raíces.

América arboleda,
zarza salvaje entre los mares,
de polo a polo balanceabas,
tesoro verde, tu espesura.

Germinaba la noche
en ciudades de cáscaras sagradas,
en sonoras maderas,
extensas hojas que cubrían
la piedra germinal, los nacimientos.
Útero verde, americana
sabana seminal, bodega espesa,
una rama nació como una isla,
una hoja fue forma de la espada,
una flor fue relámpago y medusa,
un racimo redondeó su resumen,
una raíz descendió a las tinieblas.


Pablo Neruda 


 


domingo, 6 de março de 2016

Até depois Nikolaus.

Dizem que Nikolaus era um homem bom, incapaz de dizer mal de alguém, atormentava-se com a maldade humana especialmente a de seres tocados pelo dom da música como ele próprio. Como João Sebastião acreditava que a música podia melhorar o ser humano face a si próprio e aos outros seres de toda a natureza.


Souci.